lunes, noviembre 20, 2006

Besos.

Lo primero, pedir perdon por tener esto dejado de la mano de Dios, pero despues de resucitar mi pc con un nuevo disco duro, ha vuelto al mundo de los muertos, esta vez por colapso de la placa base. Si es que no se puede fiar uno de los taiwaneses.

Bueno, pues al tema. Como ya he contado alguna vez, mi odio hacia los transportes publicos sigue patente, pero a veces, no me queda otra que utilizarlos.

Esta vez, me ha tocado ir en autobus hasta el centro de Barcelona, que desde mi casa viene a ser un trayecto de unos 45 minutos. Como siempre, mi cabeza es un desastre y me olvide mi MP3, asi que para entretenerme, pues no me quedo otra que mirar por la ventana. En un momento del trayecto, me fije en que la gente que va por las aceras o en otros vehiculos miran hacia las ventanas de los autobuses. ¿Y que se encuentran tras el cristal? Pues a mi, mirandolos a ell@s. La cosa es que me parecio que cruzar una mirada con alguien es como muy frio; miras a los ojos, te da verguenza y miras al suelo inmediatamente. Pues ¿Porque no cambiar esto? A partir de ese momento, segui mirando por la ventana, pero cada vez que mi mirada coincidia con la de alguien, le lanzaba un beso. La verdad, es curiosa la reaccion de la gente. Total si ves a un tipo, con la cara sobre el cristal y de repente, sin saber quien eres te lanza un beso, pues tampoco es tan raro, ¿no?

Las reacciones de la gente, en la mayoria de los casos, era devolver una sonrisa.
Una señora mayor empezo a gesticular, en lo que parecia regañarme, pero como el autobus siguio su marcha, tampoco se muy bien. Ni que le hubiese tocado el culo.
Un chico joven se paro en seco y se quedo quieto mirando el autobus. ¿Tendre un poder paralizante en mis labios?. Un grupo de chicas jovenes, se pusieron a saltar y chillar. Una señora de mediana edad, me devolvio el beso desde otro autobus y me dijo adios con la mano. Una chica muy pija, desde un Mercedes, cambio rapidamente la mirada hacia delante. Otra chica me saco la lengua. ¡Que mal educada! Seguro que se babea con cualquier tipejo y un beso limpio y sin macula provoca burla.

La verdad es que cuando me baje del autobus, se me habia hecho corto el trayecto, pero al bajarme mire a los dos lados, por si alguien me habia seguido, para darme una paliza o devolverme el beso.

No paso ni lo uno, ni lo otro, pero os recomiendo la experiencia. A fin de cuentas, es repartir amor por el mundo ¿no? Si lo probais, postearme lo que paso.

Salud.

2 comentarios:

..·: Anita :·.. dijo...

Te puedo asegurar que a medida que ibas relatando lo sucedido podía imaginarme esas escenas... ¡qué cómico ha de haber sido eso!

Yo creo que no me animaría a hacerlo. ¡Jaja!

Besos.-

Laia dijo...

Doncs et puc imaginar anant tirant petons a la gent. Però també imagino el tio que et té al costat dins l'autobús..que et deuria mirar amb una cara...
Tinc un altre blog que faig servir més: http://www.fotolog.com/laiaylla/